La Importancia del Mantenimiento: El Lubricante

Para las piezas del motor, es esencial para evitar el desgaste, utilizar un lubricante, para que canalice las partículas metálicas nacidas del desgaste del motor, ayude a la correcta refrigeración del motor, por sus cualidades sellantes, y así evitar las pequeñas fugas que puedan surgir en el circuito.

 

Para los vehículos actuales, la revisión y reposición del lubricante, es para distáncias mayores a 30.000 kilómetros, aunque en Taller Auto Carrascosa le recomendamos realizar el reemplazo del lubricante (el aconsejado por el fabricante del vehículo) cuando pase de la barrera de los 15.000 kilómetros, ya que es cuando el motor empieza a sufrir ligeros daños.

Además, otra de nuestras recomendaciones para un correcto mantenimiento y regulación del lubricante, es revisarlo, que no es cambiarlo, cada 1.500 kilómetros, además de poder prevenir averías y imprevistos.

 

¡Buen Viaje!

Leave a Comment