La navegación asistida, un peligro

El uso indebido de la tecnología al volante trae trágicas consecuencias, en forma de accidentes, muertos y lesionados. De hecho, la DGT estima que, en España, que un tercio de los accidentes de tráfico tiene detrás distracciones y que, entre éstas, cada vez son más habituales las distracciones ‘tecnologicas’ (móvil, navegador, pantallas de infoentretenimiento en los nuevos automóviles…)

Un estudio de la asociación independiente de conductores británica IAM RoadSmart, en colaboración con la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), desvela que las distracciones provocadas por utilizar, mientras se conduce, sistemas de ayuda a la navegación como Android Auto y Apple CarPlay –en principio pensados para facilitar la conducción– llevan a algunos conductores a retirar su vista –y su atención– de la carretera durante 16 segundos. Durante este tiempo, a 110 km/h se recorrearán sin control unos 500 metros.

Además, al conectar, mediante estos sistemas, los móviles a la pantalla de los nuevos vehículos, el tiempo de reacción de los conductores se ralentiza. Por ejemplo, un conductor medio tarda 1 segundo en reaccionar ante un imprevisto; sin embargo, los conductores que utilizan la pantalla táctil de los asistentes de navegación Android Auto retrasan un 53% su reacción –57% con Apple CarPlay–; los que manejan el móvil de forma manual retrasan su reacción un 46%, mientras que enviar o contestar a un mensaje de texto (SMS, WhatsApp…) lo raletiza un 35%, casi lo mismo que los conductores que utilizan el modo voz del Apple CarPlay (36%),el Andoid Auto (30%) y  y casi igual que contestar un móvil con ‘manos libres’ (27%).

La investigación de IAM RoadSmart también ha medido la ralentización de las reacciones de los conductores que han ingerido alcohol en el límite legal o cannabis. En el caso del alcohol, tarda en reaccionar ante los imprevistos un 12% más, mientras que en lcaso del cannabis, se alarga hasta un 21%.

Desviarse del carril

La manipulación de los asistentes de navegación también provoca, según esta investigación, otros efectos. Por ejemplo, los conductores que manipulan el Android Auto se desvían algo más de medio metro (0,53 centímetros) de su carril, mientras que los que simultanean la conducción con el asistente de Apple CarPlay, se desvían medio metro (0,50 cm), lo que puede estar de numerosos accidentes y choques.

Leave a Comment