Precauciones al conducir bajo la lluvia

Conducir con lluvia de manera segura

Es fundamental y primordial hacer un buen mantenimiento del coche durante todo el año, puesto que, ante condiciones climatologías adversas nuestro vehículo ha de estar totalmente preparado para afrontarlas con mayor seguridad, ya que la lluvia es uno de los fenómenos climatológicos adversos que mayor número de accidentes provoca al año.

Es muy importante aumentar la precaución al volante en el inicio de la lluvia, ya que hay que recordar que cuando la carretera no esta muy mojada pero este agua se mezcla con la grasa y el polvo que se acumula en las carreteras y calzadas, hace que circulemos por una superficie bastante resbaladiza y muy poco adherente, lo que hace que la carretera se convierta en una superficie muy peligrosa para circular por ella. En este momento con la climatología adversa y con el vehículo a punto es al conductor al que le toca estar al tanto de los factores de riesgo, para ello tenéis unos consejos muy simples que os harán circular con la mayor seguridad cuando llegue este momento.

 

Reduce la velocidad

En estas condiciones el agarre de nuestro vehículo es menor que en condiciones normales y hace que aumente en gran medida la distancia de frenado y disminuya la adherencia en las curvas, por lo que tendremos que aumentar la distancia de seguridad, haciendo esto último también evitaremos el llamado “efecto spray” (lluvia pulverizada y sucia procedente del vehículo que nos precede), y hace que se reduzca en gran medida nuestra visibilidad desde nuestro habitáculo, por que es necesario reducir la velocidad de nuestro vehículo cuando nos encontremos ante esta situación.

 

Conduce con suavidad

Evita movimientos violentos o frenazos bruscos, puesto que pueden provocar la pérdida de control sobre nuestro vehículo y con una conducción suave los demás conductores de la vía podrán percibir mejor tus movimientos y tendrán más tiempo para reaccionar, y así evitaremos posibles colisiones.

 

Hazte visible

Las luces de cruce encendidas facilitarán que te vean, si la lluvia es muy intensa y la visibilidad es muy baja deberás encender también las luces antinieblas traseras, haciendo lo necesario para ser vistos haciendo que señalemos cualquier maniobra con bastante antelación para advertir a los demás conductores de nuestra maniobra y reducir las posibilidades de colisión por una mala visibilidad.

 

Evita charcos

Atentos a los charcos, ya que pueden producir “aquaplaning” efecto que se produce al ser incapaces los neumáticos de evacuar todo el agua de la calzada, lo que provoca una fina capa de agua entre el neumático y el asfalto que hace que el vehículo deslice. Se recomienda seguir las huellas del coche que nos precede delante ya que es la zona con menor cantidad de agua de la calzada.

 

Evita las rayas blancas

Las señales horizontales que nos encontramos en la carretera tienen mucho menos agarre que el asfalto, por ello debemos evitar pisar las rayas blancas y, por lo tanto, no esperaremos a frenar cuando nuestro vehículo ya esté encima de un paso de peatones.

Leave a Comment